Colevisa y Aderes unen fuerzas para competir juntos en la Liga Senior de la instalación ‘taronja’

 

Deporte e inclusión, dos palabras que deberían ir más allá de los buenos propósitos para ser, cada vez más, una realidad. Como la que se vive cada jornada en la Liga Senior de baloncesto de L’Alqueria del Basket. Catorce son las jornadas de competición transcurridas y, resultados al margen, los equipos participantes disfrutan cada día de la experiencia de jugar en un escenario cinco estrellas como es la autodenominada ‘casa del baloncesto europeo de formación’.

Compañerismo y respeto prevalecen por encima de todo lo demás. La diversión transciende a las victorias o derrotas, certificando así también uno de los grandes objetivos de la puesta en marcha de la instalación. Este no es otro que ser un centro generador de baloncesto para todos los públicos bajo los valores de la ‘Cultura del Esfuerzo’, la superación y la deportividad. Una línea maestra a la que ahora deberíamos incluir también la inclusión. Y no como algo excepcional o específico dentro de un campeonato concreto, sino de una manera mucho más importante, llevando la normalización del deporte adaptado a su máxima expresión.